TAROT

videncia-economica-psiquicos-profesionales>
Feng Shui Numerologia Bagua Arcanos Mayores Espiritus Animales Celestiales
Viaje Astral Alma Ectoplasma Triangulo Bermudas Triagramas Iching Lineas de Nazca
 
inicio
horoscopo
tarot
videncia
tarotistas
dias magicos
rituales
suenos
atlantida
dioses egipcios
mayas
velas
tirada de cartas
tirada runas
i ching
reiki
tarot de verdad
magia
rituales magicos
 
carta astral anual
 
predicciones mensuales horoscopo
 
carta astral natal
 
ACTITUD PARA LA INTERPRETACION  CLAVES PARA LA INTERPRETACION  PREPARARSE PARA LA LECTURA
ARCANOS MAYORES  ARCANOS MENORES

 

Qué es el Tarot

tarotyvidentes Consulta con David Tarot italiano, ingles, celta, runas, videncia, rituales, interpretación de los sueños etc.  806 51 45 54

El Tarot es una especie de mapa de la conciencia humana. Un conjunto de símbolos visuales que reflejan los cambios internos y externos que cualquier individuo puede llegar a experimentar a lo largo de su vida, más allá de la época, el sexo o la raza.

Se dice que una imagen es simbólica cuando representa algo más que su significado inmediato y obvio.

Amar, temer, crear, proyectar, destruir, son sólo algunas de las experiencias humanas que reflejan los arcanos, también llamados símbolos universales o arquetipos colectivos.

El lenguaje simbólico del Tarot afecta principalmente los aspectos no racionales de la consciencia humana, al igual que los sueños y otros sistemas oraculares. Es importante recordar que estamos ante experiencias universales, y profundizar en las imágenes internas que los símbolos evocan en nosotros. Cuando la mente explora el símbolo, se ve llevada a ideas que se encuentran más allá del alcance de la razón.

Carl Gustav Jung (1875-1961), gran psicoanalista suizo que dedicó su vida al estudio del lenguaje simbólico del inconsciente, relacionó las figuras del Tarot con los arquetipos, definiendo a estos como "la manifestación simbólica del instinto (...). Desde luego, son una tendencia, como el impulso de las aves a construir nidos o el de las hormigas a formar colonias organizadas".

 

¿Qué proceso se pone en movimiento al descubrir arquetipos ocultos y develar la unidad de lo interno y lo externo?

¿Puede el Tarot ayudarnos a conocer nuestras tendencias, descubrir mecanismos y modificar conductas? 

¿Es válido como herramienta para interpretar el lenguaje secreto de las circunstancias?

La baraja de Tarot está compuesta de 78 cartas, que se dividen en dos grupos: los arcanos mayores, de 22 cartas, y los arcanos menores, de 56 cartas.

Arcanos Mayores

tarotyvidentes Los arcanos mayores simbolizan los principios o leyes universales que Carl G. Jung llamó arquetipos o experiencias colectivas.

Son imágenes que retratan las diferentes etapas de un camino, el camino de la vida.

Representan diversos modos de desarrollo, aprendizaje y toma de consciencia, lecciones que todo ser humano enfrentará en su proceso personal. Los arquetipos pueden ser experimentados externamente como mundo, o internamente como inconsciente.

Los arcanos mayores están marcados con números romanos, del I al XXI, y tienen una carta más, sin número, llamada El Loco, la cual es considerada como 0, principio y fin, libertad y vacío.
Aunque existen arcanos más difíciles de "aprehender" que otros, ninguno de los 22 arcanos mayores es totalmente "bueno" o "malo".

Arcanos Menores

tarotyvidentes Los arcanos menores están compuestos por 56 cartas que se dividen en los 4 palos clásicos de la baraja: bastos, espadas, copas y oros.

Estos grupos constan de 14 cartas cada uno. Llevan los números del 1 al 10, e incluyen 4 "figuras de la corte": sota, caballero, reina y rey.

Los arcanos menores representan nuestros talentos potenciales y desafíos personales. Las lecciones y oportunidades que tendremos en los cuatro niveles de experiencia humana son el tema central de estos arcanos.

Cada uno de los 4 "palos" está asociado, además, a un elemento de la naturaleza. Así, los bastos representan el fuego; las espadas, el aire; las copas, el agua; y los oros, la tierra.

En relación con los cuatro niveles de experiencia humana representados por los elementos, se puede decir que:

El elemento aire simboliza el intelecto. La inteligencia, las creencias, los conceptos y prejuicios, son los temas vinculados a las ESPADAS.

El elemento fuego simboliza el espíritu y la energía vital. La visión, la intuición y el impulso son los temas vinculados a los BASTOS.

El elemento agua simboliza los sentimientos. Las emociones, las reacciones y la capacidad de entrega son los temas vinculados a las COPAS.

El elemento tierra simboliza la realidad concreta. La salud, el trabajo, los recursos económicos y las sensaciones físicas son los temas vinculados a los OROS.

¿Por qué actuamos de determinada manera? ¿Cuáles son nuestros verdaderos deseos? ¿Hasta qué punto estamos dispuestos a comprometernos con nuestros sueños? Estos son algunos de los secretos que los arcanos menores develan.

Qué es un Arquetipo


tarotyvidentes Consulta con Ángelo Tarot italiano, ingles, celta, runas, videncia, rituales, interpretación de los sueños etc.  806 51 45 54

 

En la página Qué es el Tarot se dice que el Tarot es una especie de mapa de la conciencia humana. Un conjunto de símbolos visuales que reflejan los cambios internos y externos que cualquier individuo puede llegar a experimentar a lo largo de su vida, más allá de la época, el sexo o la raza.

Se dice que una imagen es simbólica cuando representa algo más que su significado inmediato y obvio.

Amar, temer, crear, proyectar, destruir, son sólo algunas de las experiencias humanas que reflejan los arcanos, también llamados símbolos universales o arquetipos colectivos.

Ahora bien, ¿qué es un arquetipo?

El psicoanalista suizo Carl Gustav Jung (1875-1961) descubrió que en los delirios de los dementes había un fondo colectivo de imágenes y símbolos arcaicos. Llamó arquetipos a estos elementos de la memoria y postuló que además del inconsciente personal existe un inconsciente colectivo, compuesto por los instintos y los arquetipos.

Los instintos son de carácter biológico y ante ciertos estímulos se traducen en acciones. 

Los arquetipos son formas innatas de percepción, de intuición, que determinan nuestra manera de captación del mundo.

Tanto los instintos como los arquetipos son colectivos, son contenidos universales, heredados, que están más allá de lo personal.

Ahora bien, como los arquetipos no tienen entidad material, se revelan como imágenes. Pero no es lo mismo un arquetipo que una imagen arquetípica. 

El arquetipo, por ser inconsciente, sólo puede ser inferido. En cambio la imagen arquetípica accede a la conciencia y mediante ella percibimos el arquetipo.

"El concepto de arquetipo, introducido por C. G. Jung como término dentro del campo de lo psíquico, alude al hecho de que los hombres compartimos una serie de experiencias, en el curso de nuestra evolución, que han quedado, por su naturaleza colectiva, incorporadas en la memoria de la humanidad como patrones de comprensión de la realidad. Estos esquemas son pura energía inconsciente que busca realizarse y lo hace, por ejemplo, por medio de los símbolos. Expresan un orden de saber que la conciencia del hombre desconoce, pero que existe como verdad en las profundidades de su alma transpersonal.

Instintos, Arquetipos e Imágenes Arquetípicas

tarotyvidentes ARQUETIPOS: Modalidades de percepción heredadas, innatas y "a priori", ligadas a los instintos, que regulan la percepción. Los arquetipos son ideas primordiales comunes a toda la humanidad, y se expresan únicamente a través de imágenes arquetípicas. Están cargados de emoción y funcionan de manera autónoma respecto del inconsciente.
Texto original de Maggie Hyde y Michel McGuinness.

 

Instintos y Arquetipos

tarotyvidentes Los instintos son impulsos que, a partir de una necesidad, se traducen en acciones; son de carácter biológico, como el instinto de las aves a construir el nido. 

Así como los instintos dan lugar a acciones, Jung sugirió que había modalidades inconscientes innatas de comprensión que regulan la propia percepción, y son los arquetipos: formas innatas de la "intuición" que determinan forzosamente todos los procesos psíquicos.

Del mismo modo que los instintos rigen nuestras acciones, los arquetipos establecen cuál será nuestro modo de captación del mundo. Ambos son colectivos, en el sentido de que se refieren a contenidos universales heredados que están más allá de lo personal o individual; y ambos guardan correlación entre sí.

Nuestra manera de captar una situación (arquetipo) determina nuestro impulso a actuar.

La captación inconsciente por el arquetipo da forma y dirección al instinto.

Por otro lado, nuestro impulso a actuar (instinto) determina cómo captamos una situación (arquetipo).

Pasa como con el huevo y la gallina, y Jung sugiere que bien podría describirse al arquetipo como la percepción que el instinto tiene de sí mismo, el "autorretrato" del instinto, exactamente como la conciencia es una percepción interior del proceso de vida objetivo.

Arquetipos e Imágenes

tarotyvidentes ¿Cómo se dan a conocer los arquetipos en nuestra experiencia humana? No tienen entidad material y solo pueden revelarse como imágenes. Por ejemplo, en todas las épocas y culturas, la humanidad imaginó que estaba en comunión con un "Espíritu Sabio". Una de las variantes más corrientes de esta concepción es la imagen del Viejo Sabio, presente en innumerables mitos y leyendas. 

Las imágenes recurrentes del Espíritu cumplen el papel de una realidad inconsciente para la humanidad en conjunto.

Jung diferenció el arquetipo propiamente dicho de la imagen arquetípica. La existencia del primero solo puede ser inferida, ya que es por definición inconsciente; en tanto que la segunda accede a la consciencia y constituye nuestro modo de percibir el arquetipo.

Así pues, los arquetipos, que son modalidades de nuestra percepción, se revisten y se revelan en imágenes. Los arquetipos son como ideas primordiales, pero no son principios abstractos, sino entidades numinosas, cargadas eléctricamente con un sentido de lo sagrado. (Fin de la cita).

 

Jung compara los arquetipos con el sistema axial de formación de los cristales en un líquido madre. 

El sistema axial determina la formación de cristales en el agua madre; es decir, determina la estructura geométrica, pero no posee existencia propia alguna. 

El cristal está preformado en la solución madre, según un reticulado cristalino que no existe como tal, sino que resultará de la superposición de las moléculas.

De manera similar, los arquetipos, aun sin existir materialmente, dirigirán la configuración de las imágenes, y solo se revelarán cuando se manifiesten en los símbolos, así como los reticulados cristalinos solo se revelarán cuando aparezcan manifestados en el cristal.

videncia
 
Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web
806 DE TODA LA PAGINA: Máx. Fijo:1,21;Movil 1,57Euros/min. IVA incl. Mayores de 18 años, Quantico S.C.P. Ap.C. 2078-18014 Granada, 93 122 00 07 - En este número puede hacer su consulta mediante Visa ó Tarjeta